fbpx
Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

Welcome to MedicalPress a Premium Medical Theme
965 380 112
L - J de 9:30 a 13:30 y de 17:00 a 20:30 · V de 9:30 a 13:30 y de 17:00 a 20:00
info@clinicaslineadental.com

Qué causa el mal aliento y cómo prevenirlo

mal-aliento-portada

Qué causa el mal aliento y cómo prevenirlo

¿Qué causas pueden provocar mal aliento en nuestra boca?

Son diversas las causas que pueden provocar en nuestra boca un aliento desagradable que nos lleve a recurrir, en vano, especialmente al uso de chicles, caramelos mentolados y enjuagues bucales con acción antiplaca y antibacteriana.

Lo más importante en este caso es determinar la causa real que está provocando el mal aliento, pues son diversos los factores que pueden apuntar a esta molesta circunstancia bucal.

Causas para el mal aliento

Por lo general el mal aliento se suele atribuir a:

  • Malas pautas de higiene bucodental
  • Hiposalivación o boca seca
  • Enfermedades bucales como: gingivitis, periodontitis, caries y algunas infecciones bucales como candidiasis oral.
  • Tabaco y consumo en cantidades elevadas de café, alcohol o alimentos fuertes (ajo, cebolla, anchoas) y con contenido elevado en grasa.
  • El ayuno y las dietas hipocalóricas: disminuyen el porcentaje de saliva en la boca. Dicha saliva es vital para la eliminación de las bacterias que descomponen la comida, responsables del mal aliento.
  • Enfermedades sistémicas: diabetes, desórdenes estomacales o gastrointestinales, enfermedades respiratorias, renales, hormonales o metabólicas, entre otras.
  • Infecciones del aparato respiratorio: infecciones de garganta (sinusitis, rinitis) y también infecciones en los senos nasales y de pulmón.
  • Dentaduras postizas: se genera placa y se acumulan restos de alimentos en ellas, provocando mal aliento o enfermedades como caries o infecciones.
  • Estrés/ansiedad.

Lo cierto es que existen ciertas afecciones dentales que suelen ser un factor desencadenante del mal aliento. Ello suele deberse a la presencia en nuestra boca y en la parte más superficial de la lengua de bacterias.

Al comer, estas bacterias descomponen la comida en nuestra boca, y los restos que quedan generan unos compuestos volátiles sulfurados, conocidos como CVS, y responsables del nefasto olor responsable del mal aliento.

Conocidas principalmente como Streptococcus mutans, son responsables de acumularse en la placa dental como forma previa a la generación de caries en nuestros dientes. Como dijimos anteriormente, estas bacterias generan una serie de sustancias al descomponer los alimentos en nuestra boca, originando el mal aliento.

¿Cómo prevenir el mal aliento?

Ahora que sabemos que el mal aliento puede tener multitud de causas, no debemos olvidar que en nuestra mano tenemos el poder de prevenir su aparición teniendo en cuenta algunas acciones que van ligadas a la higiene dental.

Es importante que incluyas desde ya las siguientes acciones en tu rutina diaria de higiene dental:

  1. Cepíllate después de cada comida. Es importante que no queden restos de comida en tu boca ni entre tus dientes para que no aparezca el mal aliento.
  2. Usa hilo dental: es la mejor forma de mantener los espacios interdentales libres de restos de alimentos.
  3. Usa colutorio bucal a diario: tras el cepillado es la mejor forma de eliminar las bacterias que se acumulan en zonas donde el cepillo dental no llega (paladar, cara interna de las mejillas o las papilas gustativas por ejemplo).

También existen otras medidas relacionadas con la saliva, que podemos tener en cuenta a la hora de prevenir la aparición del mal olor bucal:

  1. Ingesta de alimentos que favorecen la salivación: piña, naranjas, limones y alimentos ricos en fibra o algunos quesos duros como el gouda y el parmesano.
  2. Respira más por la nariz: en el caso de que no lo hagas ya, es importante que obtengas el aire y lo expulses desde y por la nariz. Esto evitará que tu boca se seque y por tanto volvamos al problema de boca seca y en consecuencia al mal aliento.

    Cítricos

  3. Mastica al comer: cada vez que comas asegúrate bien de que masticas suficiente los alimentos antes de tragar. Esto facilita que se genere más saliva durante la masticación.
  4. Bebe agua: es importante mantenernos hidratados, pero es más importante todavía mantener nuestra boca hidratada. Evita la sequedad de boca derivada de horas y horas sin beber nada.

Sea cual sea la causa, es importante que si percibes mal olor en tu boca acudas a un profesional. Por ello en Clínicas Línea Dental estamos para ayudarte y evitar que cualquier problema dental pueda agravarse.